Welcome

We are creative.

Follow us

El final de la aventura de los gamusinos

El final de la aventura de los gamusinos

Buf, hace un mont贸n que os lo deb铆a! Pero es lo que tienen los meses de julio y agosto, se paraliza el pa铆s y a m铆 se me paraliza un poco el cerebro. A qui茅n no, con el calor que hace.

Pero bueno, el tercer d铆a, despu茅s de la prueba del agua y de la prueba de recoger cosas, nos despertamos y los gamusinos nos hab铆an dejado un mensaje. Estaba en la mesita del sal贸n, como si tal cosa. Los pompones tardaron un ratito en darse cuenta.

Si os fij谩is, hab铆an reciclado una caja de cereales, la hab铆an pintado con pintura de pizarra y hab铆an dejado un mensaje con tiza. La verdad es que nos quedamos de piedra. La foto es del m贸vil, supongo que os acord谩is de que ese fin de semana me olvid茅 el cargador de la c谩mara. Lo que os dec铆a. El cerebro derretido totalmente.

Como veis, nos dec铆an que ten铆amos que buscar piedras m谩gicas. Y el concepto nos cost贸 un poco, la verdad. Pero finalmente descubrimos cu谩les eran:

Eran redonditas y hab铆a varias repartidas por el pueblo. Eran bastante duras, y nos cost贸 mucho averiguar qu茅 ten铆amos que hacer con ellas. Escond铆an un secreto, pero, 驴cu谩l? Despu茅s de mucha deliberaci贸n y mucha inquietud porque no sab铆amos qu茅 significaba el coraz贸n que nos hab铆an dibujado, alguien tuvo una idea brillante.

Ten铆an un secreto dentro. Eran como bollitos de pan, la verdad. M谩s tarde, investigando un poco, descubrimos que los bollitos-piedra se hacen mezclando una taza de caf茅 molido usado, una taza de harina, 1 taza de sal y una taza de agua. Se mezcla todo y con la pasta resultante se da forma a las piedras, que se hornean unos 40 minutos hasta que est茅n duras. Se pueden usar para esconder f贸siles que despu茅s se recuperan picando… Hay recetas que usan tambi茅n arena, pero esta es la que nos gust贸 a nosotros.

Dentro de cada piedra hab铆a un trocito de mensaje. Nos cost贸 un poco montarlo, porque algunos trozos de papel no salieron muy limpiamente de su piedra (podr铆an haberlos envuelto en un poco de pl谩stico, por ejemplo), pero al final conseguimos montarlo.

Dec铆a que nos esperaba una sorpresa en alg煤n momento. Y vaya si hubo sorpresa. Cuando llegamos a Roses, donde 铆bamos a pasar el fin de semana, encontramos una cometa. Es incre铆ble lo r谩pidos y listos que son los gamusinos. Aunque Dani tuvo muy claro que pod铆a ser porque nos hab铆an o铆do hablar de Roses o porque se hab铆an colado en el coche con nosotros. As铆 que no solo son r谩pidos y listos, sino tambi茅n un poco tramposos.

No Comments

Post A Comment